2016: La gran reforma educativa de la enseñanza francesa

2016: La gran reforma educativa de la enseñanza francesa

¿Qué ha podido pasar para que Francia le dé la vuelta a su sistema educativo después de 40 años sin cambios significativos?

Fuente: http://www.eucation.gouv.fr/
Hay una idea que se impone en general: Los alumnos se aburren, los padres se sienten desarmados y los docentes embridados. Esto resume la sensación de pertenencia a una escuela que dicen se limita a seleccionar alumnos, en lugar de acompañar.

La ruptura “École/Collège” (escuela/instituto)

Comenzó en 2013 la Refundación de la escuela” primaria con ciclos de 3 años, gran desafío del gobierno socialista de Hollande, cuyo objetivo consistía en reducir las desigualdades y favorecer el éxito de todos. Para 2016 se pretende suavizar el paso entre la enseñanza primaria y la secundaria, evitando esa ruptura un poco traumática durante la entrada de los jóvenes en el Collège (Instituto), que antes se hacía en 6º de primaria, y ahora 6º vuelve a primaria y se integra en un ciclo 3, con las clases de CM1/CM2/6ème (4º, 5º y 6º de primaria). 

Los grandes retos para la reforma en 2016


Nuevas prácticas pedagógicas: las EPI (Enseñanzas Prácticas Interdisciplinarias)
Son a partir de 5ème (1º de la ESO). Los alumnos tendrán que cursar un tronco común de materia teórica y otro de trabajo por proyectos, en pequeños grupos, e interdisciplinarios entre varios temas a elegir. Se han transformado las enseñanzas tradicionales por materias  basadas en adquisición de conocimientos por trabajos prácticos, en equipo, con pedagogías activas y desarrollo de las capacidades de comunicación, expresión oral e intercambio, fomentando la ayuda. Esto permite a los alumnos entender lo que están aprendiendo, cruzar conocimientos y contextualizarlo. Se eligen dos temas entre los que están por ejemplo desarrollo, ciencias y sociedad, salud y seguridad, cultura y creación artística, mundo económico y profesional, lenguas extranjeras y regionales…
Las EPI constituyen un 20% en el volumen de horas lectivas total. Son los propios docentes quienes deben articular libremente este apartado.

Una evaluación por competencias, se acabaron las notas.
Se trata de implantar una evaluación que dé valor al progreso y motivación al alumno para que se esfuerce. Es la oposición a la evaluación uniforme por notas sancionadoras, que no aportan información y desesperan a los alumnos y las familias.

Acompañamiento personalizado para todos
Se trata de 1 hora por semana dedicada al alumno de forma personalizada para ayudarle pedagógicamente y enseñarle a estudiar, tomar notas, organizarse. Se proponen así mismo pequeños grupos de refuerzo por materias en función de las dificultades en el aula.

Desarrollo interdisciplinario
Este desarrollo no perjudica en absoluto la dedicación a cada materia, se trata de mejorar el sistema “una clase, una materia, una hora” a través de una reorganización del tiempo en función de cada proyecto educativo y una colaboración entre docentes que imparten cada materia.

El refuerzo de las lenguas
Se pretende reforzar la enseñanza de las lenguas, propias y extranjeras. La segunda lengua extranjera (la primera suele ser el inglés) irrumpe en 5ème (1º de la ESO). Se fomentarán los EPIs para la adquisición de las lenguas extranjeras (trabajos por grupos pequeños que faciliten la práctica del oral). Para los centros de educación bilingüe la segunda lengua extranjera sería introducida en 6ème. También se mantiene la opción de escoger lenguas antiguas, como latín y griego, o regionales.

Autonomía en los establecimientos para definir y organizar enseñanzas en función de las necesidades de los alumnos
Con todas estas novedades, se da la opción a los centros de enseñanza secundaria de ofrecer un tronco común de enseñanzas y un horario de dedicación específico por disciplinas, pero también un tiempo de aprendizaje activo y trabajo práctico que podría reducir la sobrecarga pedagógica de los deberes fuera del aula. Que los alumnos vean el instituto como un espacio de vida.
Los consejos de delegados para la convivencia en el centro y las actividades de formación a los alumnos como futuros ciudadanos serán parte del proyecto de cada establecimiento. Los alumnos participarán activamente de la vida escolar durante las pausas a medio día de 90 minutos diarios.

Ministra de educación Najat Vallaud-Belkacem

Es un reto institucional y social que ha empezado ya a implantarse por pequeñas experiencias piloto y, aun siendo complejo a la hora de llevarlo a la práctica, la retroalimentación ha dado resultados parece que bastante positivos. La reforma supuso un gran rechazo por algunos colectivos, pero parece que la educación se va poniendo cada vez más al servicio del ciudadano. Solo el tiempo dirá si ha valido la pena.