Contre le harcèlement scolaire

Contre le harcèlement scolaire
La prévention contre le harcèlement scolaire commence d'abord à la maison, puis en classe, et après dans la cour.


Publié par le gouvernement français

SI ERES VÍCTIMA, 10 CONSEJOS

1 Hablar con alguien de confianza
No te avergüences ni tengas miedo de las represalias. Atrévete a hablar de ello con algún adulto del instituto, o bien con tus padres, o con tu hermano/hermana mayor. No dejes que la situación se enquiste con el tiempo.
2 Protegerse
Para protegerse en internet, nunca des detalles de tu vida privada en internet y piensa bien antes de colgar fotos. Nunca des tus contraseñas, es información muy personal.
3 Informar de un abuso
En facebook puedes bloquear contenido abusivo y bloquear a los amigos que no lo son. Las cuentas de los agresores también se pueden bloquear. Date una vuelta por este centro de ayuda: www.facebook.com/safety
4 Llamar al teléfono de atención gratuita
Si eres víctima de acoso escolar puedes llamar al teléfono gratuito "stop acoso". Ahora en España aún no tenemos pero está en proyecto.
5 Denunciarlo
Tus padres que son tus representantes legales pueden denunciarlo.
6 Dar apoyo a la víctima
Muchas veces los alumnos víctimas de acoso escolar son marginados por la clase. No participes en este aislamiento forzoso y esfuérzate en ir a hablar con la víctima.
7 No reirse
Si deja de haber un público silencioso, e incluso, si hay un público crítico y reflexivo, el agresor dejará sin duda sus humillaciones. Los testigos tienen un papel fundamental contra el acoso escolar.
8 Hablarlo
Diríjete a un delegado de clase o a un adulto del instituto si eres testigo de acoso escolar. Hay mediadores que pueden ayudar a resolver la situación.
9 No participar
Si recibes un mensaje o una foto humillante para reenviar, destrúyela en lugar de mandarla a tus amigos. Romperás así la cadena del acoso.
10 Convencer
Si el agresor forma parte de tu grupo de amigos, razona con él e intenta entender qué le lleva a actuar así. Querer hacer daño a los demás es también un signo de malestar consigo mismo.